El laboratorio de tendencias de Sogeti, Instituto VINT, cree que esta nueva forma de conectarse, creará un sentimiento de empatía entre el hombre y las máquinas. Aplicado al mundo de la empresa, el informe titulado “Empathic things”, cree que ayudará a las entidades públicas y privadas a comprender mejor la situación particular de sus clientes.

Obviamente, estos cambios tendrán un impacto muy notable a los departamentos de marketing de las empresas, quienes deberán de incluir, junto a los términos tradicionales de producto, precio, lugar y promoción, el de contexto, entendiendo éste como la situación personal y la forma de pensar de los clientes.

Dentro de este planteamiento futurista, VINT ha identificado 6 categorías de lo que han denominado “cosas empáticas”, definidas en función de la posición que ocupan en el cuerpo y del tipo de información que reciben: wearables (adjuntas a la piel, proporcionan una visión en datos corporales tales como el ritmo cardiaco); augmentables (complementan los sentidos con datos procedentes del entorno del usuario); surroundables (combinan datos del cuerpo del ser humano con información externa); enchantables (objetos cotidianos equipados con tecnología inteligente); swallowables (convierten los datos del cuerpo en un identificador digital); y biohackables (implantados bajo la piel para mejorar el desarrollo humano).

Con todo, los autores reconocen que “habrá un gran número de lanzamientos fallidos en el mercado y el potencial tecnológico, el atractivo social y la viabilidad económica determinarán si la tecnología denominada íntima o personal se integra en nuestro universo cotidiano. La nueva tecnología posibilita la comprensión de la situación y la mentalidad personal del cliente”.