Las unidades híbridas utilizan poca cantidad de memoria flash NAND, al combinarse con un disco duro tradicional, para añadir almacenamiento adicional y  acelerar su rendimiento.

Tras esta alianza con SanDisk, esta compañía proporcionará sus unidades flash NAND iSSD y Western Digital aportará la unidad de disco duro WD Black para crear una SSHD. Además, utilizará el interfaz SATA de 6 Gbps.

El modelo WS Black incorpora de 8 a 24GB de memoria flash NAND, dependiendo de los requerimientos del fabricante del portátil, según un portavoz de la compañía. El modelo SSHD de 5 milímetros, WD Blue, dispondrá de 500GB de capacidad en disco duro.

Independientemente, la iSSD de SanDisk es una unidad flash basada en SATA, con capacidad de hasta 128GB y secuencia de lectura/escritura de hasta 450MB/350MB por segundo, respectivamente.

En comparación, el SSHD de 7 milímetros de Seagate también cuenta con 500GB de capacidad, y alcanza un rendimiento máximo de 600MB por segundo. El SSHD de Seagate cuenta con 8GB de memoria flash NAND de Intel y alcanza una velocidad de giro del disco duro de 5.400 revoluciones por minuto. Por su parte, Western Digital no ofrece datos actualmente sobre la velocidad de su unidad de disco.

A diferencia de Seagate, que utiliza el almacenamiento en caché a nivel de unidad, mediante firmware, para seleccionar el tipo de datos que va a la memoria flash NAND, Western Digital utiliza el software del controlador que asegura está más cerca del sistema operativo y del usuario.

Matt Rutledge, vicepresidente de soluciones de Western Digital, reconoce que ambos sistemas utilizan algoritmos para identificar y optimizar los datos en caliente, pero “la principal diferencia entre ambos es la ejecución, que en unos se produce lejos del sistema operativo y del usuario y en otros más cerca. Uno necesita controladores y otros no, por lo que estos controladores deben ser compatibles con el sistema y con todas sus variables. Por esta razón, “Western Digital trabaja con fabricantes de sistemas de accionamiento híbrido integrados”, sostiene Rutledge.