Un buen remedio para acabar con la piratería de las películas y la música sería tener un mejor acceso on-line a este tipo de contenidos, según defienden los servicios de proveedores de Internet, Internote e iiNet.

El primero en pronunciarse fue iiNet, quien declaró en su país, Australia, que ir contra los proveedores de Internet (ISP) no ayudaría a luchar contra la piratería" Target="1">http://www.idg.es/pcworldtech/mostrarnoticia.asp?id=79922&seccion=actualidad">piratería ni a reducirla. La Australian Federation Against Copyright Theft (AFACT) mantiene varias causas judiciales pendientes sobre casos de violación de patentes.

El máximo responsable legal de iiNet, Steve Dalby, ha declarado que los ISP se pueden sentar a hablar con AFACT “mañana mismo” y trabajar en un modelo de distribución de contenidos rentable que acabe con gran parte de la piratería.

“Su problema radica en el hecho de que la industria del cine ha invertido miles de millones en crear una demanda para su catálogo de productos, promocionando y anunciando sus películas; y posteriormente permitieron que floreciera un mercado negro al no satisfacer la demanda que habían creado con la disponibilidad de contenidos legales”, sentencia este responsable.

“Si hubieran invertido los millones que han gastado en procesos judiciales en un sistema de distribución on-line, estaríamos dos años más cerca de satisfacer la demanda de los usuarios”, concluye Dalby.

Así, este responsable está convencido de que, tanto este caso como las posteriores alegaciones que puedan producirse, ni acabarán ni reducirán la piratería, puesto que los usuarios quieren películas y “si no están disponibles de manera legal, las buscarán por otras vías. La pelota está en el tejado de los creadores”, afirma.

Por su parte, el director general de Internote, Simon Hackett, cree que el caso judicial seguirá su curso. “La solución más viable para reducir la piratería de los contenidos de Hollywood es que éste se decida a empezar a vender más contenidos legales”, opina.

Hackett considera que la piratería prolifera porque los estudios de cine gastan gran cantidad de dinero en publicidad pero no han apoyado los modelos de distribución on-line, que ofrecen un buen retorno de la inversión, según su valoración.

Mientras, el director general de Exetel, John Linton, explica en su blogque se ha instado a los ISP a que avisen a los usuarios de las posibles consecuencias legales de infringir las patentes. Por su parte, la Recording Industry Association of America decidió en 2008 no continuar con todos los procesos judiciales que mantenía abiertos contra usuarios particulares por pirateo de música. En su lugar, prefiere tener una respuesta gradual y trabajar codo con codo con los IPS para identificar a quienes violan las leyes de propiedad intelectual y persuadirles para que cesen su actividad.