El estudio de Lexmark se ha realizado en Alemania, España, Francia, Italia, Reino Unido y Suiza entre una población de 4.602 trabajadores. De ellos, el 41 por ciento cree que las oficinas tal y como las conocemos hoy desaparecerán y quedarán reemplazadas por oficinas móviles, disponiendo los trabajadores de las herramientas necesarias en cualquier lugar y momento.

Esta tendencia se debe a las nuevas tecnologías que propician el tele trabajo. De hecho, un 28 por ciento de los trabajadores afirman que son más productivos cuando trabajan desde casa que desde la oficina. No en vano el 42 por ciento de los encuestados en España (517 empleados) cree que la jornada laboral de 9 a 5 desaparecerá.

Además, la especialización en un único tema tiende a desaparecer. Así, un 55 por ciento de los profesionales dispondrán de conocimientos de TI, un 49 por ciento tendrá habilidades sobre la gestión del tiempo; incluso un 36 por ciento tendrá cualidades de gestión financiera.