Los análisis realizados por PayPal señalan a España como uno de los países que más vende online fuera de sus fronteras en las áreas de turismo y moda, principales motores del comercio transfronterizo nacional. Sin embargo, dado que el segmento PYME es muy amplio, PayPal señala que son muchas las empresas españolas de este tamaño no están preparadas por el desconocimiento de las particularidades de cada país, la complejidad de los procedimientos y los diferentes trámites legales que conlleva la comercialización de productos a escala internacional.

El comercio transfronterizo alcanzará los 307.000 millones de dólares en 2018, por lo que la PYME española debe estar preparada, cultural y tecnológicamente, para aprovechar esta demanda creciente. No en vano, en países clave como EE.UU, Reino Unido, Alemania, Brasil, China o Australia, se calcula que el comercio global se triplicará en 2018. El número de compradores en estos mercados que adquieran productos fuera de sus fronteras alcanzará entonces los 130 millones, y 72 de esos millones utilizarán sus dispositivos móviles para estas compras.

PayPal ha aportado estos datos coincidiendo con el anuncio de la creación de PassPort, una plataforma web dirigida a las pequeñas y medianas empresas que quieran expandir sus ventas globales y obtener rentabilidad del comercio transfronterizo. En PassPort una PYME puede encontrar información relativa a las temporadas de grandes ventas, costumbres, tabúes, tendencias, datos sobre la logística del envío y la distribución, cambio de divisas y tarifas, trámites aduaneros e impuestos.