Esta misma semana ya ha aparecido la primera de las ofertas de código de la tecnología de almacenamiento de Sun, incluyendo Solaris Zettabyte File System, el sistema de 128-bits de Solaris 10; Network File System 4.1 (también llamado NFS), y YANFS, formalmente llamado WebNFS.

La donación de Sun de su código de almacenamiento llega, para algunos usuarios, demasiado tarde y es demasiado pequeña. Según han explicado algunos de los clientes de la compañía, Sun inhabilita proporcionar soporte de backup nativo para Linux, obligándoles a comprar una alternativa de otro fabricante.

“Sun llega un poco tarde a este juego. Si hubiera sido un poco más rápido, en llevar al mercado código abierto y soporte de backup para Linux en su hardware, probablemente habríamos trabajado antes con ello”, comenta Jeff Bast, administrador de sistemas Unix en la compañía estadounidense Green Bay.

Por su parte, desde la comunidad de OpenSolaris.org han acogido con entusiasmo este paso de Sun, ya que aluden que puede ayudar a los desarrolladores de productos de almacenamiento a mejorar su propio código y a realizar más automatización con menos recursos.

Por el momento, la compañía ha anunciado sus planes para conceder código de su sistema para compartir archivos, StorageTek QFS, así como de las interfaces de cliente y simulador/servidor StorageTek Storage Archive Manager y StorageTek 5800, y de otros componentes de almacenamiento a lo largo del año.

Los analistas también ven con buenos ojos esta iniciativa. Desde la consultora IDC apuntan que esto podría ayudar a ofrecer una oferta unificada de almacenamiento a los usuarios de sistemas de múltiples fabricantes. De acuerdo con el analista de esta consultora, Vernon Turner, “se trata de una diferenciación muy importante de Sun respecto a sus competidores, como IBM y HP. Si los sistemas operativos entre sistemas y almacenamientos se mejoran, hace la vida más fácil a los desarrolladores para que puedan beneficiarse de ambas plataformas”.