El responsable de la compañía ha manifestado que Sun está estudiando en estos momentos dos temas: cómo hacer Java compatible y asegurar que, el hecho de esta apertura del código fuente no implique que alguna compañía pueda aprovecharlo para hacer su propia versión, lo que incurriría en incompatibilidades con otras versiones de Java que puedan desarrollarse. Esto se ha interpretado desde Sun como una amenaza para Java y su consigna de “escribir donde y cómo quieras”.

“La compatibilidad es un imperativo y no puedes introducir un cambio que haga Java menos compatible de cualquier manera”, comenta Phipps.

Sun anunció el pasado mes de mayo que podría lanzar una versión en código abierto de Java, prácticamente un mes después de que Jonathan Schwartz asumiera el cargo de CEO en sustitución de Scott McNealy. Este cambio de liderazgo llevó, como señala el propio Phipps, a considerar el tema de cómo hacer la transición de liberar el código abierto de Java.

Sin embargo, no se trata de un cambio fácil ya que, según fuentes de la compañía, Sun tiene un viejo defensor en los cargos medios que se opone a que Java evolucione a código abierto. Según Phipps, la clave para mantener la compatibilidad estará en las licencias y la gobernabilidad si bien, hasta la fecha, no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

Asimismo, este responsable apunta la apertura del código fuente de Java no debería tener mucho efecto en la compañía. No obstante, Sun podría beneficiarse de mayor innovación con la plataforma y ampliar su adopción.

Por otra parte, algunos analistas han manifestado que ven que este movimiento de Sun se produce algo tarde, ya que Microsoft ha ganado terreno con .Net y C#.