Aunque, de momento, ni fuentes de Sony ni de Olympus en España han querido hacer declaraciones al respecto, según publican diversos medios de comunicación, la primera de ellas podría estar interesada en comprar parte de la segunda.

Más concretamente, Sony podría hacerse con entre el 20 y el 30 por ciento del capital de Olympus.

Sony reforzaría, con esta adquisición, su negocio de salud, aumentando el catálogo de sus productos de imagen y endoscopios y las ventas de material médico como monitores de alta resolución. Por su parte, Olympus obtendría algo de estabilidad después de haber reconocido que alteraba sus resultados económicos durante años para no dar a conocer las pérdidas reales que tenía la compañía.

De hecho, este escándalo financiero ya ha conllevado la dimisión del presidnete de Olympus.