El software, según ha comentado Microsoft, será gratis para aficionados así como para la comunidad académica. Sin embargo, las compañías que quieran usarlo comercialmente deberán comprar una licencia, la cual tiene un coste que empieza en los 399 dólares. El software sirve para programar cualquier clase de robot, desde juguetes hasta máquinas industriales.

Para Microsoft, el mercado de la robótica será muy similar al de los PC cuando surgió a finales de los años 70. El hardware de los robots, desde sus procesadores hasta su almacenamiento ha llegado a ser relativamente barato, pero la industria carece de herramientas de programación y una plataforma de software común que permita a las aplicaciones ser reutilizadas.

La versión 1.0 de Robotics Studio incluye un entorno de programación que soporta el lenguaje de Microsoft Visual Studio, incluyéndose Visual Basic así como herramientas de arrastrar y soltar. Con el software los desarrolladores pueden visualizar sus robots antes de que se construyan, empleando una licencia de procesador de Ageia Technologies. Incluye además algunos códigos y tutoriales.

Las aplicaciones para Robotics Studio pueden funcionar en robots con procesadores de 8, 16 o 23 bits, incluyéndose los procesadores con varios núcleos. Las aplicaciones pueden funcionar en el robot o en un PC.

Según estimaciones de Microsoft, cerca de un millón de robots habrán vendido a lo largo de 2006; cifra aún muy pequeña si se compara con el mercado de PC, pero la compañía espera que esta cifra crezca rápidamente en pocos años.

El software de Robotics Studio funciona en Windows Server 2003 y Windows XP Professional Service Pack 2. Los usuarios necesitarán además Internet Explorer 5.1 o superior.