Según la información facilitada por la portavoz de la compañía, Miyuki Nakayama, las instalaciones de Mihama, en la provincia de Hiroshima, serán capaces de fabricar 150.000 unidades al mes.

Los primeros productos son idóneos sólo para los reproductores al tener poco consumo de diodos, pero a finales de 2007 Sharp será capaz de incrementar la producción a los 500.000 diodos por mes, por lo que será capaz de fabricar modelos de mayor consumo para ser utilizados en la grabación de discos.

Los diodos son uno de los componentes más importantes en la próxima generación de reproductores de discos y dado que se utilizan en los dos formatos propuestos (Blu-ray y HD DVD) se pueden acomodar los datos muchas más veces que con los actuales discos de CD y DVD. La luz azul tiene una longitud de onda más corta que el láser rojo utilizado en los reproductores de CD y DVD y eso conlleva que el láser, combinado con nuevas ópticas, puede dirigirse de manera más marcada en la superficie del disco. Es decir, que cada bit de información ocupa menos espacio por lo que se puede almacenar más información en cada unidad.

En el caso de los discos de una única capa, la capacidad de los HD DVD es de 15 GB y la de los Blu-ray asciende a 25 GB. En estos momentos, un DVD puede guardar 4,7 GB de información.