Este pasado miércoles, 12 de diciembre, Sharp Corporation ha hecho pública la demanda formal que ha presentado contra Samsung Electronics Co. Ltd en las cortes surcoreanas en referencia a lo que la compañía considera violación de hasta tres patentes adquiridas por Sharp en referencia tanto a pantallas como a televisores LCD (Liquid Crystal Display o paneles de cristal líquido) fabricadas en sus plantas Koreanas. En concreto, las patentes presuntamente violadas son 371,939,  740,570 y 776,988. Estas directivas detallan especificaciones para alcanzar altos niveles de brillo y mejoras en los tiempos de respuesta, así como una mayor amplitud de los ángulos de visualización.

Como medidas principales, Sharp reclama a los tribunales compensación por los daños causados y la total prohibición tanto de la fabricación como de la venta de los productos afectados.

De hecho, no es la primera ver que existen contenciosos judiciales entre dos de los tres mayores fabricantes de televisiones en el mundo (Sony continúa a la cabeza), ya que el pasado 6 de agosto, Sharp presentó una demanda contra Samsung en el estado norteamericano de Tejas por presunta violación de hasta cinco patentes en sus paneles LCD. Sin embargo, este litigio continúa pendiente de resolución.