Samsung Electronics ha desarrollado una unidad de memoria flash con la que espera ayudar a los usuarios a sacar partido de todas las mejoras que incluye el nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows Vista, al permitir que se mejore el rendimiento de sus ordenadores.

Esta unidad tiene una capacidad de 4 GB de memoria Flash, unos chips de almacenamiento que trabajan más rápido que los actuales discos duros y que pueden incluso guardar información cuando el ordenador no está funcionando.

Si se une esta unidad a la prestación ReadyBoost de Widnwos Vista, que permite que las memorias flash sean utilizadas para guardar la información que, de otra manera, hubiera sido almacenada en el disco duro, posprogramas pueden tener un tiempo de respuesta más breve que lo que tardan con Windows XP, según defiende Samsung.

Dicha tecnología es una de las más importantes de cuantas Microsoft ha incorporado en su próximo sistema operativo y con la que se espera incrementar la fiabilidad del sistema y eliminar los tiempos de espera para que arranque un programa.

Entre estas nuevas prestaciones también se encuentra ReadyDrvie, por la que las memorias flash se añaden a los discos duros para actuar como memorias caché temporales. Al hacer esto, se consume menos energía y al ordenador le cuesta menos tiempo estar completamente activo después de haber permanecido en modo reposo. Otra de estas tecnologías es la conocida como SuperFetch, por la que anticipa cuando un documento o programa va a ser utilizado y lo precarga, de manera que cuando el usuario intenta ejecutarlo, tarda menos tiempo.

A principios de este año, Samsung ya mostró un prototipo de disco duro híbrido para la tecnología ReadyDrive. Esta unidad, de la que se mostraron dos versiones en la conferencia Windows Hardware Engineering Conference (WinHEC), tenías 128 y 256 MB de memoria flash.