El fabricante surcoreano, que es líder mundial en la chips de memorias, ya había anunciado el año pasado que invertiría 14.700 millones de dólares en la construcción de la planta, pero ahora esta nueva inversión da idea de la importancia que tienen para Samsung sus instalaciones de producción de chips.

La nueva planta está programada para comenzar la producción en 2017, pero MoneyToday no concreta en su información los plazos de desembolso que calcula la compañía. Sí se sabe que estará destinada a la fabricación de memorias DRAM, pero también podría dedicar una parte a la producción de chips móviles, en función de las condiciones del mercado.

La nueva planta se ubicará en Pyeongtaek, al sur de Seúl, y este nuevo esfuerzo inversor se conoce poco después de que los principales productores locales, Hynix y la propia Samsung, reportaran sólidos resultados en el mercado de chips de memorias durante varios trimestres.