Según los datos que maneja esta empresa, 2013 ha supuesto un punto de inflexión en la percepción que las empresas tienen sobre la tecnología cloud y sobre el modelo de consumo tecnológico basado en la concepción del software como servicio.

El incremento de la inversión en software como servicio por parte de las PYME se debe, según Isabel Pomar, su directora comercial, ala llegada de “una nueva generación de emprendedores e incluso, de gerentes y responsables de TI, en cuyo ADN se encuentra Internet como algo inherente a la misma operativa empresarial. Esto ha abierto la puerta a nuevas formas no sólo de consumir la tecnología, sino también a nuevos modelos de financiación”.

Para esta firma, SaaS se convierte en una opción para que este tipo de empresas actualicen sus infraestructura y sus sistemas de software, ahora que “años de contención presupuestaria han provocado la obsolescencia tecnológica”, concluye Pomar.