El pico-proyector de Texas Instruments utiliza una fuente de luz basada en tres diodos láser y puede generar imágenes de hasta 40 x 50 centímetros. Sin embargo, ya se ha anunciado que futuras mejoras del brillo y la duración de la batería permitirán duplicar el tamaño, con distancias de reproducción entre 30 y 180 centímetros.

La expansión de dispositivos con pequeñas pantallas (según sus previsiones, en 2009 se llegará a un millardo de dispositivos con pantalla) hace que Texas Instrumentes sea optimista sobre el mercado potencial de los nuevos pico-proyectores que permitirían mejorar sustancialmente las posibilidades de visualización.

Sin embargo, Texas Instruments no ha sido la única empresa en pensar en esta posibilidad. En enero, durante la feria CES (Consumer Electronic Show) en las Vegas, Microvision ya mostró sus propios proyectores de sólo 8 milímetros para dispositivos móviles. Según Alexander Tokman, presidente y CEO de Microvision, "los fabricantes esperan crear una nueva generación de dispositivos móviles con excelentes capacidades de pantalla. Los proveedores de contenidos se beneficiarán y podrán ampliar su catálogo de contenidos visuales y aplicaciones.

La imagen generada en la pantalla de Microvision es muy nítida e intensa cuando se proyecta a un tamaño entre 14 y 40 pulgadas de diagonal.

Por su parte Digislide también dispone de Digismart, un proyector que puede integrarse en dispositivos o comprarse como un periférico y es capaz de proyectar pantallas de 30 x 45 centímetros.