La principal mejora del Voyager Legend CS de Plantronics es sin duda la sincronización simultánea con diversos dispositivos, ya se trate de teléfono fijo o de móvil. Se comercializa junto con la estación base digital DECT que hace las funciones de carga y permite la conexión física del teléfono fijo.

De este modo, podemos posicionarlo en la base para permitir su carga durante la noche y utilizarlo indistintamente con cualquiera de nuestras vías de comunicación por el día. Además, incluye toda una serie de extras como audífonos de diversos tamaños y un dongle USB para conectarlo al ordenador y habilitar la conexión por Bluetooth con el PC. Podemos utilizar la carga de la base, o bien, un cable también facilitado que se conecta a cualquier puerto USB.

Su batería garantiza hasta 7 horas de uso continuado y 11 días en modo de espera. Como cualquier otro Voyager, podemos rotar su auricular para utilizarlo indistintamente con el oído derecho o izquierdo, según nos convenga. Es muy liviano una vez puesto, con lo que apenas notaremos que lo llevamos puesto. Contamos con un pulsador para controlar el volumen, el mando de apagado y encendido, y el puerto de carga de batería magnético. Ya en el auricular tenemos el que permite contestar o finalizar las llamadas y el otro que pone en modo “mute” al micrófono o atiende a los comandos de voz que utilicemos.

Su funcionamiento resulta de lo más simple. El emparejamiento puedes realizarlo con comandos de voz, o bien, manteniendo pulsado el botón llamada para entrar en modo de emparejamiento. Gracias al sensor de movimiento Smart Sensor, podemos responder una llamada con solo llevarnos el auricular a la oreja, y finalizarla al quitárnoslo y dejarlo apoyado en la mesa. También podemos pasar las llamadas del auricular al teléfono y viceversa con solo pulsar un botón.

La utilización de comandos de voz permite realizar una llamada o contestar a una entrante sin pulsar nada, con solo emitir el comando apropiado (Contestar). También podemos fijar que antes de contestar una llamada el auricular nos identifique a la persona. Escuchando música soportó 6 horas y 42 minutos antes de agotarse. Además, si te retiras el auricular del oído, éste para la reproducción, y la reanuda cuando vuelves a colgarlo en la oreja. La carga completa de su batería se realiza en poco más de una hora.

Su cobertura, en una oficina típica de 100 metros cuadrados, nos dejó buenas sensaciones. Solo se produjeron ligeros cortes en la voz cuando nos encontramos en la zona más alejada y crítica, pero recuperando la comunicación al retroceder al punto de conexión. En la calle, el triple micrófono integrado con tecnología DSP anula el ruido exterior para mejorar la calidad de las llamadas.

Nos ha gustado especialmente el hecho de que el auricular mencione el tiempo estimado de autonomía cada vez que lo enciendes. Los comandos de voz también funcionan francamente bien, aunque para cambiar de idioma tendrás que utilizar el ordenador. La aplicación de dispositivos móviles permite ciertas funciones, pero puede ser mejorada, especialmente la desarrollada para el iPhone.

Contamos con MyHeadset e InstantMeeting para interactuar con él, pero con limitadas posibilidades de ajustes. Quizá sea éste el único punto negro que le encontramos a este dispositivo, la necesidad de mejorar las aplicaciones para dispositivos móviles, ya que por lo demás, resulta tremendamente versátil para simultanear su uso tanto dentro como fuera de la oficina.

FICHA TÉCNICA

Precio: 199 euros

Autonomía: 7 horas

Emparejamiento: 2 dispositivos a la vez

Peso: 18,5 gramos

Puntuación: 4/5