La videocámara incorpora la función "Pre-Rec" que, cuando está activada, graba continuamente tres segundos de imágenes en una memoria buffer interna. Al pulsar el botón de grabación, los tres segundos inmediatamente anteriores se añaden al principio del clip que se esté grabando. De esta manera, el Pre-Rec se convierte en una función ideal  y especialmente útil para capturar los momentos más inesperados.

También integra un estabilizador óptico avanzado con una frecuencia ocho veces superior a la de sus sistemas anteriores, consiguiendo así una mayor precisión. Este sistema propio de Panasonic utiliza sensores giroscópicos para detectar los efectos de un pulso poco firme para posteriormente desplazar una lente y ajustar su eje óptico para compensarlo.

La HDC-SD5 incorpora una pantalla con 300.000 píxeles y un amplio ángulo de visión de 170 grados tanto vertical como horizontalmente.