Se trata de una robusta solución de almacenamiento, compatible con plataformas Macintosh, Windows y Linux, para ser integrado en cualquier arquitectura de red actual. El StorCenter lleva implementado Windows Storage Server 2003 R2 como sistema operativo. Bajo su carcasa cuenta con un procesador Xeon de doble núcleo y soporta múltiples configuraciones de disco RAID, así como extracción en caliente de unidades SATA II. El apartado de conectividad está cubierto con dos puertos Gigabit Ethernet que admiten carga balanceada.

A nivel de almacenamiento, llega a soportar una capacidad de hasta 2 TB. Dispone de cuatro huecos para integrar discos de 3,5 pulgadas, con la interfaz de conexión SATA II. A su vez, estos admiten configuraciones de tipo RAID 0, RAID 1 ó 5. Entre las conexiones posteriores que presenta la unidad se encuentra un puerto externo Ultra 320 SCSI, para utilizarlo junto con alguna unidad de almacenamiento en cinta o librerías.

Destaca también su formato de 1U para convertirlo en una solución mucho más escalable con el fin de poder apilar varias unidades y alcanzar la capacidad deseada.

El StorCenter Pro se comercializa con cinco licencias del software EMC Retrospect Express para cubrir el apartado de copias de seguridad. También incluye Windows Print Server, el cual proporciona de forma centralizada soporte y administración para cinco impresoras instaladas en red.

Los precios van en función de la capacidad de almacenamiento ofrecida por los discos duros. Iomega planea comercializar más adelante un modelo con 4 TB bajo esta misma serie una vez que se anuncie la disponibilidad de los discos duros de 1 TB, previstos para este año.

Para más información sobre dispositivos NAS similares de formato rack, la revista PC World en su número 241, correspondiente al mes de abril, ofrece una amplia comparativa entre varios de estos sistemas.