El objetivo es mejorar la eficacia y eficiencia de las entidades locales en la prestación de los servicios públicos a través del uso de las TIC y avanzar en la gobernanza del sistema de Ciudad y Destino Turístico Inteligente.

El plan se estructura en torno a cinco ejes de actuación. El primero tiene como fin facilitar a los municipios su proceso de transformación en ciudades inteligentes, mediante la dotación de recursos.

El segundo ejecutará proyectos que acrediten la eficiencia de las TIC en la reducción de costes, las mejoras en la satisfacción ciudadana y la creación de nuevos modelos de negocio.

La tercera línea de actuación se orienta al desarrollo y crecimiento de la industria TIC, con actuaciones que impulsen nuevas soluciones tecnológicas que contribuyan al avance de las ciudades inteligentes. El cuarto se centra en la comunicación y difusión del plan, para asegurar su comprensión mediante procesos participativos, y la difusión de estándares, normas y  soluciones abiertas, interoperables y reutilizables.

Y por último, un quinto eje dedicado a realizar un seguimiento de todo el plan.

El programa se coordinará a través de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información mediante la creación del Consejo Asesor de Ciudades Inteligentes, formado por la propia secretaría de Estado, Red.es, SEGITTUR, IDAE, EOI, las entidades locales y los representantes de la Industria.

Primera convocatoria

La primera actuación del plan es la convocatoria de Ciudades Inteligentes, que ha impulsado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de Red.es. De ella se benefician ya 13 proyectos que se van a desarrollar en más de veinte municipios y que representan una inversión de 13,1 millones de euros. Red.es aporta hasta el 80 por ciento a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que contribuye a reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de las regiones europeas. El resto corre a cargo de los municipios.