El nuevo servidor de montaje en rack es parte de la línea Express5800 de NEC y la inclusión de las baterías internas, según la compañía, servirá para reducir el consumo de batería y conseguir que los centros de datos sean más compactos. Además, duran más que los sistemas UPS tradicionales.

El servidor tiene capacidad para dos paquetes de baterías aunque se entrega con uno solo. Cuando se utilizan ambos, suministran 100 vatios durante 15 minutos y 30 segundos, y cuando se utiliza una única batería, durante seis minutos y 40 segundos. La configuración dual puede proporcionar energía durante 3 minutos y 40 segundos cuando el servidor está al máximo de 311 vatios. Estas baterías internas duran también más que la mayoría de los sistemas UPS, unos cinco años antes de necesitar reemplazarlas. Como todo se almacena internamente, se ahorra espacio, y al eliminar el número de veces que la energía tiene que convertirse entre corriente continua y alterna, se reduce el consumo eléctrico. Este servidor está a la venta en Japón desde el miércoles en Japón a un precio de 3.760 dólares y la compañía está considerando su venta a nivel internacional, pero todavía no ha decidido dónde ni cuándo. Los nuevos servidores vienen en varias configuraciones, con procesadores Intel Xeon, hasta 384 GB de memoria y discos duros de 2,5 pulgadas y pueden albergar hasta 4 TB de almacenamiento SATA.