De acuerdo con los responsables de la compañía, el nuevo sistema Dual CoreCell ofrece ventajas como un funcionamiento más preciso al reducir significativamente las interferencias de la señal, aumentando así el rendimiento y la estabilidad. Asimismo, la nueva generación de los Dual CoreCell también ha reducido el ruido y mejorada la calidad de imagen gracias a la tecnología Vivid integrada que consigue dotar de mayor realismo y naturalidad a las imágenes.

Tal y como afirma Vincent Lai, vicepresidente de marketing de MSI, “apostamos por la innovación en la calidad y rendimiento de los sistemas y productos que ofertamos para seguir siendo fuertes en los diferentes mercados en los que estamos”. En este sentido, el responsable apunta que, actualmente, MSI es la segunda marca de placas base a nivel mundial, “y contamos con más de 70 millones de PC a nivel mundial con nuestra tarjeta gráfica integrada”.

Vincent Lai ha hecho estas declaraciones durante la celebración en Madrid del primero de una serie de encuentros que se enmarcan en el roadshow que llevará a la compañía a recorrer distintas ciudades españolas.

En estas sesiones, MSI aprovechará para dar a conocer las últimas novedades que lanza al mercado tanto en placas base, como en tarjetas gráficas, barebones, portátiles y electrónica de consumo.