El palacio de congresos y exposiciones del campo de las naciones ha sido el lugar escogido por Microsoft para la celebración de las conferencias que abren paso a los nuevos productos que se van a lanzar.

La ceremonia de apertura ha corrido a cargo de Alberto Tonda, director de la unidad de negocio de servidores y plataformas de Microsoft Ibérica. En su intervención ha hecho hincapié en el mundo cambiante al que están sometidas las empresas actuales.

Una vez concluido el acto, los asistentes han tenido la oportunidad de dividirse en dos grupos (sistemas o desarrollo) para asistir durante las dos jornadas que dura el evento, a las sesiones que consideren más interesantes en cada caso, en las que no sólo se repasan las novedades de cada producto, sino que se explican de forma exhaustiva a través de diferentes demostraciones.

No obstante, en cualquier momento es posible realizar alguno de los laboratorios prácticos orientados a que los profesionales de TI sepan de antemano cuáles son los pasos a seguir a la hora de migrar un servidor a la nueva versión 2008, cómo instalar un controlador de dominio de sólo lectura, entre otros. En todo momento y a lo largo de los dos días, los visitantes tendrán la oportunidad de conocer a los principales expertos de la compañía en cada una de las materias, y preguntarles cualquier duda o problema que tengan de forma personalizada.

Además de esto, el evento cuenta con un área de exposición en el que diferentes socios tecnológicos tanto a nivel de hardware (por ejemplo Dell, Fujitsu Siemens o HP), como de software (Renacimiento, Plain Concepts o Krasis), así como de formación (New Horizons o Professional Trainning, entre otros)  muestran sus últimas soluciones o servicios entorno a los nuevos productos.

Por nuestra parte, PC World también ha querido sumarse al evento y cuenta con un área específica dentro de la zona de exposición en la que ofrece, de forma gratuita, tanto el número del mes de febrero (cuyo tema de portada es Windows Server 2008), como la posibilidad de suscribirse sin coste alguno durante tres meses a todos los asistentes al evento.