18.000 puestos de trabajo. Ésta es la cifra de despidos que va a realizar Microsoft en el próximo año y que supone la mayor restructuración de plantilla desde su creación. La cifra final es superior a la que se ha rumoreado en los últimos días, en los que se aseguraba que el plan de restructuración de Microsoft afectaría a unas 12.000 personas, el 10% de la plantilla de la multinacional.

Microsoft ha explicado que la eliminación de 12.500 puestos de trabajo se debe a la duplicidad de cargos tras la integración de Nokia el pasado mes de abril. La mayoría de los despidos se llevarán a cabo antes del 31 de diciembre de 2014, y se completará antes del 30 de junio de 2015.

Microsoft espera incurrir en gastos antes de impuestos de entre 1.100 y 1.600 millones de dólares durante los próximos cuatro años, incluyendo entre 750 y 800 millones en indemnizaciones y  entre 350 y 800 millones de dólares en gastos relacionados con los activos.