Los nuevos servicios de Windows Azure incluyen redes y máquinas virtuales, de manera que cualquier empresa puede desarrollar y probar nuevas aplicaciones o mover las ya existentes de las instalaciones locales a la nube de forma rápida y segura.

Este anuncio supone que Microsoft entra en competencia directa con Amazon Web Services en la oferta de Infraestructura como Servicio. En este sentido, la compañía se ha comprometido a igualar o incluso bajar los precios respecto a esta compañía para ser asegurar que su oferta sea más competitiva. Según Microsoft, ya la está doblando en crecimiento en servicios básicos como ancho de banda, almacenamiento y computación.

Windows Azure cuenta más de 200.000 clientes en todo el mundo, en cerca de 1.000 millones de usuarios de servicios sobre Azure en 80 mercados y en que actualmente almacena alrededor de 4 billones de objetos.

Con la actualización que, según Luis Miguel García, director de la División de Servidores e Infraestructuras de Microsoft Ibérica, “supone un hito” en su estrategia cloud, “contamos con una solución totalmente compatible con capacidades de infraestructura como servicio y de plataforma como servicio que, unidas, proporcionan un rendimiento y una experiencia inigualables windows azurepara la empresa”.

Entre las aportaciones de los nuevos servicios figuran la escalabilidad de la infraestructura y mayor rapidez en el abastecimiento de recursos de TI por despliegue de aplicaciones y de infraestructura; conexión de servicios de infraestructura híbrida con una única identidad; más capacidad de innovación usando servicios de infraestructura para el desarrollo y el testeo; SharePoint sin grandes inversiones de capital y una infraestructura robusta para el servidor de bases de datos SQL Server, apunta Microsoft.