Este acontecimiento supone la primera vez que Microsoft ofrece esta clase de productos de evaluación directamente desde el navegador. Esta versión de evaluación de Office es compatible con el navegador Internet Explorer 6 o superior.

Las aplicaciones que se incluyen en esta versión de evaluación de Office 2007 son: Word, Excel, PowerPoint, Access, Publisher, InfoPath, OneNote, Visio, Outlook, Outlook Business Contact Manager, Outlook Web Access, Project Professional, Project Server, SharePoint Designer, SharePoint Services y SharePoint Server.

Microsoft ha lanzado hasta el momento dos versiones beta de Office 2007 y, según cifras de la compañía, se han descargado 2,5 millones de copias de la beta 2 desde que ha estado disponible en mayo.

Cuando un usuario descarga una nueva versión de Office a un ordenador con Windows, incluso una versión de evaluación, ésta reemplaza cualquier versión anterior de Office que ya estuviera instalada. Esto puede generar problemas de compatibilidad con documentos de Office almacenados en el sistema, debido a que las versiones de evaluación no siempre son compatibles con versiones anteriores. Utilizando una versión de evaluación de Office 2007 a través de un navegador de Internet se eliminan estos problemas.

Esta versión on-line de evaluación de Office ha sido el motivo por el que se han generado rumores en torno a que Microsoft iba a ofrecer el programa de forma on-line, como un servicio basado en web. Microsoft ofrece actualmente un servicio denominado Office Live que ofrece alojamiento web, gestión de documentos y gestión de herramientas, pero no ofrece las aplicaciones ofimáticas de la forma en que las integra las diferentes versiones del programa Office.

En cualquier caso, su competidor Google, ofrece de forma gratuita una aplicación a modo de procesador de textos basada en web y denominada Writely. Un movimiento que muchos piensan que hará Microsoft en el futuro con una versión de Office basada en web.

Microsoft planea lanzar Office 2007 a los clientes profesionales antes de final de año y a los consumidores en enero de 2007.