Microsoft acaba de crear Microsoft Sports, una división dirigida a la industria deportiva. Es una unidad de negocio que forma parte del negocio internacional de Microsoft dedicado a mercados emergentes, área que lidera Orlando Ayala. Sin embargo, será dirigida desde España por Sebastián Lancestremère, que ejercerá como director general, y tendrá a Marina Boter, en la dirección de marketing. El equipo se completará con expertos en relaciones públicas, social media y desarrollo de negocio, además de personal técnico ubicado en diferentes ciudades del mundo.

Qué pretende y cómo se plantea conseguirlo

La firma quiere ser un actor predominante en este sector se ha convertido en una de las diez industrias más relevantes en la actualidad

La oferta de Microsoft incluye tecnología, dispositivos móviles, servicios y herramientas pensadas para mejorar la experiencia de clubes, federaciones y aficionados y maximizar la cadena de valor del deporte.

En este sentido, según explica en un comunicado, ofrecerá a las instituciones relacionadas con el mundo del deporte las herramientas necesarias, no solo para gestionar su negocio de la mejor forma posible y mejorar el rendimiento de los deportistas, sino también para ofrecer a sus aficionados el acceso a experiencias innovadoras y a sus socios nuevas formas de generar negocio.

Experiencia en el área

El pasado mes de noviembre, Microsoft y el Real Madrid C.F. anunciaron un acuerdo, por el que la multinacional se convirtió en socio tecnológico estratégico del club blanco, pero también mantiene acuerdos con la NFL (la Liga de Fútbol Profesional), los Juegos Europeos Special Olympics o el equipo Lotus F1, entre otros.