Con el fin de posicionarse mejor y que los clientes entiendan las ventajas de los nuevos productos de la compañía, Microsoft abrirá una serie de tiendas propias, donde contarán con las últimas novedades para el mercado de consumo. Según declara Microsoft en un comunicado, "el propósito de abrir estas tiendas es crear un vinvulo más profundo con los clientes, además de continuar aprendiendo de primera mano sobre los productos en los que ellos estan interesados". De hecho, los clientes que acudan a estas tiendas podrán tocar los productos y aprender cómo funcionan antes de realizar su compra. 

Para dirigir la estrategia de la compañía en este ámbito Microsoft ha contratado los servicios de David Porter, quien ejercerá como vicepresidente corporativo de las tiendas de retail. Porter cuenta con una dilatada experiencia en este campo, puesto que en el pasado ostentó diversos cargos de gran responsabilidad en la cadena de tiendas norteamericana Wal-Mart.

Por el momento no han trascendido más detalles, como el número de tiendas que abirán, qué paises serán los primeros en acogerlas o los productos que se comercializarán.

Algunos rumores apuntan a que la tienda podría comercializar ordenadores equipados con software de la firma, como Windows Vista y Office, entre otros. Asímismo, es igualmente probable que las futuras tiendas de Microsoft actuen como un escaparate para demostrar las futuras ventajas de los nuevos productos que la firma destina al mercado de consumo, como Windows 7, el nuevo sistema operativo de la compañía.

Con esten movimiento Microsoft pretende competir con mayores garantías contra Apple, quien dispone de una red de tiendas desde hace tiempo.