Este nuevo tipo de memoria se conoce como GDDR (Graphics Double Data Rate) 5 y pueden transferir los datos a velocidades de hasta 6 Gbps. En estos momentos, las memorias GDDR 4, consideradas las más rápidas, tienen unos ratios de 3,2 Gbps.

No obstante, si comparamos las futuras memorias con las GDDR 3, que son las que actualmente se utilizan en su mayoría en memorias gráficas, la diferencia de velocidad es aún mayor, puesto que la versión 3 transfiere los datos a 1,6 Gbps.

Esta mayor velocidad de transferencia significa que la GDDR 5 es capaz de mover más datos, hasta 24 GB por segundo, según Samsung. GDDR 3 y 4 pueden hacerlo a velocidades de 6,4 y 9,6 GB por segundo, respectivamente.

Este aumento de prestaciones de la versión 5 conlleva que las imágenes gráficas puedan ser más realistas y detalladas, tanto en juegos como en otras aplicaciones que necesiten un gran rendimiento gráfico.

Según Samsung, los nuevos chips consumen 1,5 voltios, lo que hace que sean un 20 por ciento más eficientes, en lo que a consumo energético se refiere, que las GDDR 3.

Los primeros chips de GDDR 5 empezarán a venderse a los fabricantes de procesadores gráficos a finales de mes, mientras que la producción en masa está prevista para la primera mitad del próximo año.

Por último, cabe señalar que Samsung no ha querido desvelar el precio de esta memoria.