Esta empresa, que lanzó su servicio hace tres años, dispone de una tecnología basada en un mecanismo de puntuación que permite mostrar rápidamente el grado de encaje entre los solicitantes y los ofertantes de empleo.

El valor de la operación, cuyo cierre se prevé sea efectivo en marzo, es de 120 millones de dólares, de los cuales el 73 por ciento se pagará en acciones, y el restante 27 por ciento en efectivo.

Hay más de 2,5 millones de puestos de trabajo indexados en Bright y es un servicio utilizado por 7 millones de personas al mes. Las personas que solicitan empleo no tienen que registrarse para realizar sus búsquedas en el sitio web, pero crear un perfil da acceso a sus características clave.

LinkedIn ya utiliza la información de los perfiles de sus usuarios para ofrecer opciones personalizadas de empleo, y herramientas para sugerir puestos de trabajo que puedan ser de interés para los usuarios.

Lo que añade la tecnología Bright es un plus, ya que le indica a los ofertantes de empleo lo cualificado que está un candidato para un puesto de trabajo concreto, lo que les evita tener que estudiar minuciosamente un currículum para hacer una primera valoración.