La serie Samsung SSD 840 ofrece habitualmente velocidades de lectura de hasta 540 MBps y de escritura del orden de 330 MBps. Los nuevos SSD 840 Evo logran incrementar ésta última hasta los 520 MBps. Las unidades SSD mejoran sus prestaciones gracias a la escritura secuencial que está optimizada con la característica TurboWrite, basándose en el uso del buffer de memoria.

Estas unidades emplean memorias NAND MLC de 3 bits de Samsung, acompañados de un nuevo controlador MEX. Aquí radica la clave de estos discos SSD, dado que el resto de fabricantes utilizan en su mayoría a memorias NAND MLC de 2 bits. La reducción de tamaño de 22 nanómetros a 19 nanómetros también permite una densidad de datos mayor con modelos de superior capacidad.

La Serie SSD 840 Evo se comercializa con el software Data Migration Tool 2.0, facilitando a los usuarios el hecho de migrar sus datos a la nueva unidad de manera automática. Los modelos que van a comercializarse aparecerán en formatos de 2,5 pulgadas estándar, con capacidades de 120, 250, 500, 750 GB y 1 TB de almacenamiento. Su disponibilidad está prevista para el próximo mes, con precios que pueden variar entre los 109 dólares del modelo más básico, a los 649 dólares de la unidad de 1 TB.