El desarrollo de un reproductor nativo para Android contrasta con el hecho de que el resto de plataformas trabajan con el mismo, ya sea integrado en el sistema operativo o como una aplicación más.

El nuevo reproductor sólo trabaja con Android 2.2, y ésta versión del sistema operativo sólo está disponible en el Google Nexus One, y, posiblemente, en el Motorota Droid, pero habrá que esperar para tener más modelos disponibles.

Pero esto no quita para que tengamos un medidor de la nuevas posibilidades del reproductor, y podamos saber si las reticencias de Apple sobre el mismo son justificadas o no. De hecho, el rendimiento, la seguridad, la fiabilidad o el consumo de energía, son algunas de las quejas emitidas desde la firma de la manzana para dejar Flash fuera del iPhone o el iPod.

Por tanto, según sea la experiencia que ofrezca el reproductor con Android 2.2, se podrá definir un futuro u otro para los smartphones, porque, de confirmarse alguna de las quejas de Apple, podría afectar al despliegue futuro en otros terminales. Por el contrario, un eventual éxito en la integración, podría forzar a Apple a dar su brazo a torcer.

Y hay muchas firmas pendientes de esta evolución, sobre todo las dedicadas al desarrollo de contenidos, páginas, publicidad o cualquier otro contenido rico en vídeo para dispositivos portátiles.