“Tenemos una fuerte demanda y unos fuertes precios”, asegura Woo-Sik Chu, vicepresidente senior de relaciones con inversores de Samsung.

La demanda de DRAM estará impulsada por la introducción de la videoconsola PlayStation 3 de Sony y la completa disponibilidad de Windows Vista, según este responsable. “Vemos un gran futuro para DRAM”, añadía Chu.

En el negocio de PC, los fabricantes ya han empezado a pedir DRAM para los equipos preparados para Vista, un sistema operativo que obliga a disponer de más memoria que aquellos PC en los que se ejecuta su predecesor, Windows XP. Este lanzamiento significa que los fabricantes de PC tendrán que incrementar la cantidad de memoria vendida en cada sistema de los 800 MB actuales a los 1,2 GB de promedio, lo que supone un aumento del 46 por ciento, según Chu.

La mayor parte de las DRAM utilizadas el próximo año en los PC serán DDR2, aunque Samsung tiene previsto iniciar la comercialización de los primeros chips DDR3 en breve, una tecnología de memoria más avanzada que ofrece un mayor rendimiento y un menor consumo energético que los actuales chips.