Kyocera ha presentado sus nuevos modelos de impresoras de sobremesa FS-1100 y FS-1300D monocromo, que según el fabricante cuentan con el menor TCO (coste total de propiedad) de su categoría. Este resultado se consigue gracias a la capacidad estándar de su tóner para imprimir 7.000 páginas, a la incorporación de la tecnología Ecosys, que no requiere cambiar el tambor al reponer el tóner y a su bajo consumo eléctrico.

Una de las novedades más destacables de estos nuevos modelos es el uso de la tecnología Toner Shape Control, que permite una mayor definición de los textos y bordes sin distorsiones. 

Según datos del fabricante, los nuevos equipos permiten realizar la primera impresión en sólo seis segundos, además de ser capaces de realizar hasta 28 impresiones por minuto. Los equipos integran emulación PCL6, PostScript 3 y matriciales, además de conexión de red (opcional). Estas impresoras, FS-1100 y FS-1300D, ofrecen una resolución de 1.200 x 1.200 ppp y son compatibles con documentos en papel desde tamaño A6 y gramaje de hasta 220 gramos.

Los dos equipos tienen una capacidad para 250 hojas desde su depósito estándar, aunque es posible ampliarla hasta 750 en el modelo FS-1300D, que también ofrece la capacidad de imprimir a doble cara (dúplex).