La familia de procesadores Xeon MP está pensada para formar parte de la configuración de las placas base que dispongan de hasta cuatro zócalos. éste ha sido el caballo de batalla de la generación de procesadores x86 de 32 bits, comenzando por el primer Xeon MP de cuatro vías que fue lanzado en el año 2002, el cual era también el primer chip de Intel para servidores que incorporaba memoria caché de nivel L3 para permitir un acceso rápido a la memoria.  

Kirk Skaugen, uno de los principales responsables del grupo para productos de servidores de Intel, ha confirmado que “Tigerton podría llegar en el tercer trimestre del año junto a la serie Xeon 7300 y coincidiendo también con el chipset Clarksboro 7300”. Además, Skaugen añadió que “los nuevos procesadores Xeon 7300 Quad-Core duplicarán las prestaciones de los actuales Xeon 7100x de doble núcleo, también conocidos como Tulsa, y deberían arrojar el doble de prestaciones por vatio que la generación actual”.   

Mientras que el chip Tulsa ha estado basado en el clásico núcleo de los Pentium 4, los nuevos Tigerton utilizan la nueva eficiencia energética aplicada sobre la arquitectura del núcleo, la misma con la que Intel debutó el pasado año. Esta nueva arquitectura, sin duda, ha sido la principal responsable del resurgimiento de Intel dentro del mercado de soluciones de servidores y procesadores de sobremesa durante este último año, una alternativa con la que recupera la hegemonía arrebatada por la familia de procesadores Opteron de AMD. Recordemos que Tulsa, lanzado durante el mes de agosto del pasado año, tuvo muy poca aceptación y fue rápidamente marginado por las configuraciones de servidores debido a su baja eficiencia energética.   

Skaugen también ha comentado que Intel ha estado suministrando en gran volumen chipsets Tigerton y Clarksboro a sus clientes OEM de servidores desde el pasado mes de junio. Sus velocidades de reloj alcanzan actualmente los 2,93 GHz y apenas consumen 50 vatios de potencia, lo que los convierte en una solución más óptima de cara a la refrigeración.   

También hará su aparición una versión de bajo voltaje para cuatro zócalos y, por vez primera, llegarán configuraciones específicas de servidores que incluirán hasta 16 núcleos en un formato muy reducido, lo que supone una gran potencia sobre un único chasis de servidor.  

Recientemente AMD comentó que sus procesadores Barcelona Opteron presentarán una velocidad de reloj de 2 GHz. En este sentido, con Tigerton llegando al mercado casi al mismo tiempo y con velocidades de procesador superiores, la firma AMD vuelve a encontrarse bajo presión, a lo que se añade el hecho de que Intel utilice ya los 65 nanómetros en su proceso de fabricación.