Los chips Itanium son procesadores de 64 bit diseñados para funcionar en servidores de gran envergadura y alto rendimiento que requieren estar en marcha constantemente. El lanzamiento oficial del chip está previsto para el primer cuatrimestre del año, sin embargo, los principales fabricantes de servidores van a disponer de las primeras unidades para poder desplegar y hacer pruebas con sus configuraciones.

El anuncio se dará en las conferencias internacionales Solid-State Circuits donde Sun Microsystems e IBM esperan poder destacar algunos modelos de sus equipos que lo implementarán comercialmente. La conferencia se llevará a cabo en San Francisco entre el 7 y el 11 de febrero.

Previamente, Intel había retrasado el lanzamiento del chip para agregarle un intercomunicador más rápido que soportase nuevas tecnologías, como la memoria DDR3, entre otras. En octubre, volvió a retrasar el lanzamiento para añadir mejoras en la escalabilidad de la aplicación. Tukwila se lanzará previsiblemente en breve y antes de que finalice el mes, según anunció Nathan Brookwood, principal analista para el Insight 64. Itanium compite con los procesadores para servidores high-end, tales como el Sparc de Sun y el Power Chip de IBM.

“IBM está preparada para lanzar la arquitectura Power7, de tal manera que los proveedores necesitarán una actualización a Itanium para seguir con IBM”, comentó Brookwood.

Intel no ha tenido mucho éxito con el procesador Itanium, con sólo algunos proveedores como HP ofreciendo estos chips en sus sistemas. Sin embargo, a pesar del largo retraso, existen grandes expectativas con su llegada, dado que Intel ha dedicado cerca de seis años en el desarrollo completo de este chip.

El sucesor de Tukwila será el procesador Poulson, el cual estará basado en procesos de fabricación de 32 nanometros, seguido por Kittson. Intel no ha facilitado fechas para su lanzamiento.

Tras la llegada de la familia Core de Intel, los lanzamientos más inminentes pasan por la gama de soluciones empresariales, al menos a lo largo de esta primera mitad de año. El más anticipado será Nehalem-EX, con ocho núcleos por un chip x86 como objetivo de los sistemas high-end utilizados en bases de datos.

Nehalem-EX será el chip más rápido de Intel hasta la fecha, según anunció Paul Otellini CEO de Intel que además dijo que “también llegarán en los próximos meses los chips Westmere para servidores de bajo y medio rango”.