Los préstamos serán gestionados por la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) y forman parte de las ayudas TIC de la Agenda Digital para España. En total se concederán 15 millones de euros a emprendedores y PYMES del sector TIC.

Las áreas prioritarias son contenidos digitales (videojuegos, animación, música, publicaciones digitales y apps), el sector infomediario o industrias de futuro como cloud computing, Internet de las Cosas, Green TIC o Big Data.

El tipo de interés de los créditos será variable y se aplicará en dos tramos; uno que se devengará al Euribor a 1 año más 3,75 por ciento y un segundo tramo que se calculará en base al porcentaje que, en cada ejercicio, represente el resultado del ejercicio completo antes de impuestos. En caso de que el tipo aplicable a este segundo tramo resultase negativo, se considerará como tipo cero.

No se exigirán, con carácter general, garantías adicionales a las del propio proyecto empresarial.

Los préstamos participativos son instrumentos de financiación que aportan recursos a largo plazo a las empresas, sin interferir en su gestión y con unos tipos de interés vinculados a la evolución de los resultados. ENISA es la encargada de recepcionar las solicitudes de financiación y los planes de negocio, analizar su viabilidad y, en su caso, otorgar el préstamo.