Según la descripción de la patente, se utilizan tres partes separadas: un conector, una caja externa para la RAM y un cable que conecta ambos.

El conector se inserta en un zócalo de memoria DRAM como si fuese un módulo de memoria más, permitiendo que la memoria, que se encuentra en la caja externa, sea dirigida por la placa base como si fuera otro banco DRAM adicional. En caso de que la caja no contenga ningún módulo, se comportaría como si no estuviese conectado. En el interior de la caja se dispone de cuatro zócalos para instalar módulos de memoria.

IBM no describe el sistema como una forma de reemplazar las actualizaciones de memoria internas sino, más bien, como una opción para incrementar la memoria temporalmente y para permitir que los usuarios puedan compartir actualizaciones de RAM simplemente cambiando el módulo de un ordenador a otro. Esto resultaría especialmente útil en dispositivos donde la RAM no sea fácilmente accesible, como los portátiles.