“Todos los negocios que tengan página web deberían tener una estación de trabajo”. Nieves Sánchez, directora de la división de Workstation para España, asegura que con apenas un 15 por ciento más de inversión que en un PC, los usuarios profesionales pueden obtener unos rendimientos de hasta un 50 por ciento superiores cuando se decantan por adquirir una estación de trabajo.

Unos sistemas cuyo uso, en su opinión, no se limita a industrias como construcción/arquitectura, ciencia o petróleo/gas, ya que todo aquello que implique un mero desarrollo, bien multimedia, bien de software (como pueda ser un sitio web) podrá, según HP, obtener más rendimiento con este tipo de hardware.

En este contexto, la compañía ha actualizado su familia. Una renovación que destaca por tres pilares: por llevar los últimos procesadores multinúcleo al corazón de estos equipos (un chip Quad Core en el caso de Intel, y dos de doble núcleo en el caso de AMD), por incorporar el formato blade (a los ya existentes de sobremesa y portátil) y por incluir nuevas herramientas desarrolladas por HP: HyperTune, para analizar el rendimiento de la máquina, y Remote Graphics Software, para la gestión remota de los equipos.

Según HP, estos nuevos modelos suponen un aumento del rendimiento de hasta el 33 por ciento.