HP ha anunciado el lanzamiento de nuevos servidores de nivel de entrada, correspondientes a la familia Proliant, con los que pretende ofrecer una alternativa seria a las necesidades de las pequeñas empresas actuales.

“Los nuevos Proliant MicroServer van a ser una nueva categoría de servidores”, ha destacado durante su presentación McLeod Glass, director de marketing del grupo de software y servidores de HP. Además, el tamaño de éstos viene a ser la mitad de la presentada por los actuales servidores de nivel de entrada que existen en el mercado.

Estos servidores pueden centralizar las operaciones y ofrecer almacenamiento de datos a las pequeñas redes, de modo que cubran aspectos fundamentales como la compartición de ficheros entre usuarios de una pequeña red, además de garantizar la seguridad de los datos.

En lo relacionado a costes y eficiencia energética, estos servidores van a estar disponibles desde precios de entrada de tan sólo 329 dólares, según destaca Glass.

En lo que respecta a la configuración de sus componentes, cabe destacar la utilización de procesadores de bajo consumo con el fin de garantizar el mínimo consumo posible, así como la implementación de placas base tremendamente compactas, del tamaño de una tarjeta de crédito. Los procesadores que figuran en la ficha de configuración de los modelos disponibles ya on-line son con procesadores Intel Atom, o bien, con AMD Athlon II de doble núcleo. Disponen de dos zócalos de memoria tipo DIMM que aceptan especificación DDR3, con una cantidad máxima de 8 GB. Los servidores están diseñados para incluir tan sólo los componentes básicos, de modo que se ahorre espacio y se reduzca su consumo, apoyados en otra serie de productos que complementen la infraestructura de red necesaria. Cuenta con cuatro pequeñas bahías LFF (Low Form Factor) SATA para poder albergar cuatro discos duros, con los que es posible alcanzar la cifra de 8TB de almacenamiento. Además, dispone de puerto PCI Express para acometer cualquier ampliación.

Las opciones de sistema operativo pasan por utilizar las versiones Windows Server de Microsoft, o bien, alguna de las modalidades de software libre, como Red Hat Enterprise Linux. Por el momento no se ha desvelado disponibilidad de estos modelos en nuestro país.