“El objetivo de HP es liderar servicios dentro del entorno de impresión, no sólo de hardware”. Con estas palabras, Carlos Fontán, director de marketing de valor de HP de Imagen e Impresión, expresa la importancia que tiene para la compañía la provisión de servicios de valor dentro del mercado de impresión. De hecho, de acuerdo con los datos que maneja la firma, procedentes de la consultora IDC, el 23 por ciento de las llamadas que los usuarios realizan a los helpdesk, están relacionadas con temas de impresión.

Además, Gartner también apunta que, en 2008, más del 50 por ciento de las grandes compañías de Europa contratarán servicios de impresión. Todo esto ha llevado a que HP ponga el acento en este segmento impulsando la actividad de la consultoría en las grandes empresas.

Así, gracias a la creación de una nueva área, a la que HP destinará “fuertes inversiones en I+D para la creación de nuevas tecnologías, aplicaciones y equipos multifunción”, el fabricante busca conocer las necesidades de los clientes y optimizar sus entornos de impresión. De esta forma, la firma “pone al alcance de las grandes corporaciones un servicio de consultoría integral para que las grandes empresas puedan disponer de soluciones y servicios adaptados concretamente a las necesidades de su negocio”, expone Fontán. Con esta propuesta, HP busca impulsar una convergencia digital en la que confluyan copiadoras digitales no conectadas, impresoras digitales en red y productos multifunción, así como soluciones especialmente diseñadas para optimizar, rentabilizar y ofrecer un valor añadido a la gestión de la impresión.

Una propuesta de valor

Con todo ello, la oferta de HP incluye servicios HP Total Print Management (TPM), Balanced Deployment (configuración equilibrada), y contratos de pago por uso. El primero de estos servicios es una familia de hardware, soluciones y servicios integrados para que las empresas puedan controlar sus trabajos de impresión a través de la red. Además, Carlos Fontán ha anunciado que, en los próximos seis meses, se introducirán ocho nuevos modelos de equipos multifunción LaserJet de gama alta.

Por otra parte, el modelo de pago por uso permite que la empresa contrate de forma global la infraestructura, tanto hardware como software, y los servicios y pueda, de esta forma, controlar el coste y cuánto paga por cada impresión.

Con todo ello, Fontán señala que “lo que buscamos es aportar al cliente una solución integral para reducir costes, hasta en un 30 por ciento, e incrementar la productividad gracias a una gestión proactiva del parque de impresoras, a la disponibilidad de soluciones innovadoras y a nuestro modelo de pago por uso”.

Asimismo, esta nueva iniciativa también conlleva el impulso del canal de distribución de HP, algo en lo que ya está trabajando el fabricante con la mirada puesta en que “alrededor de unos 60 partners en España puedan ofrecer estos servicios tanto para la gran cuenta como para el mercado medio”, concluye Fontán.