Así, Panasonic suministrará pantallas de 103 pulgadas a Hitachi este mismo año, lo que permitirá a éste último fabricar los televisores de mayores dimensiones de su catálogo. Por su parte, Hitachi proporcionará pantallas de 85 pulgadas a Panasonic a partir de 2008.

El objetivo es aumentar la calidad y la eficiencia en la producción de plasmas de gran tamaño, con un acuerdo que les permitirá reducir los costes a ambos fabricantes.

Desde febrero de 2005, ambas compañías colaboran en la fabricación de pantallas de plasma, con una alianza que incluía la cooperación en I+D, producción, marketing y nuevas patentes y licencias.

Según los fabricantes "la tendencia mayoritaria hacia una producción de contenidos digitales y en alta definición para televisión está generando que las pantallas planas sean las más demandadas dentro del sector". Además, las nuevas aplicaciones hacen que este mercado crezca cada día más y esperan que la demanda de modelos de gran tamaño vaya en aumento.