El modelo X11 está hecho con este material ultraligero, similar al empleado por los coches de Fórmula 1, según la compañía. Cuenta con una pantalla de 11,6 pulgadas y pesa 975 gramos, más ligero que los MacBook Air de Apple.

También su forma es similar al Air, aunque el X11 viene con un brillante acabado en negro, es 16,5 milímetros de alto en la parte de atrás y 3 milímetros de alto a lo largo del frontal. Se ofrecerá inicialmente con Windows 7 y los nuevos procesadores i5 e i7, Ivy Bridge de Intel.

Gigayte lo denomina ultrabook, para incluirlo en la nueva categoría de portátiles ligeros y delgados que se lanzaron el pasado año para ayudar a la industria del PC a competir mejor contra el iPad y otros tablets.

La fibra de carbono es más cara que el aluminio o el plástico, materiales más frecuentes en la fabricación de portátiles, aunque el X11 estará al nivel de precios de los ultrabooks de consumo, entre los 1.000 y 1.200 dólares, y saldrá a la venta en el tercer trimestre de este año en Estados Unidos y algunos países europeos, incluidos Alemania y Reino Unido.

Otras especificaciones del X11 son un disco en estado sólido de 128GB de memoria DDR3 de 4GB, pantalla de alta definición a 1366x768 pixel y una gran pantalla de ratón de fibra de cristal. Además, incluirá puerto USB 2.0 en una parte y USB 3.0 en la otra, además de espacio para tarjeta Micro SD y puerto de audio. Soportará el estándar WiFi 802.11b/g/n y Bluetooth 4.0