Sun y Fujitsu, que ya llevan más de 20 años colaborando en el desarrollo de producto, han presentado un total de seis nuevos servidores. El modelo T1000 y el T2000, de entrada de gama, se ejecutan sobre el procesador UltraSparc T1 de Sun, mientras que los modelos de gama media M4000 y M5000, así como los de gama alta M8000 y M9000, están provistos de procesador Sparc 64 VI de Fujitsu. Todos estos servidores estarán disponibles en el mercado bajo las marcas de Sun, Fujitsu y Fujitsu-Siemens.

Profundizando en las especificaciones de estos equipos, cabe señalar que los dos modelos de entrada de gama disponen de dos procesadores quad-core, 64 GB de memoria RAM y virtualización para ejecutar hasta 32 máquinas virtuales en un solo equipo físico. Por su parte, los modelos de gama media disponen de ranuras para 64 procesadores de doble núcleo, con velocidad del procesador de 1,4 GHz y hasta 2 TB de memoria. Finalmente, los servidores de gama alta disponen de 32 ó 64 núcleos, dependiendo del modelo, con velocidades de procesamiento de hasta 2,4 GHz y 2 TB de memoria.

Todos estos modelos están disponibles con el sistema operativo de Sun, Solaris 10, si bien la compañía señala que los programas diseñados para ejecutarse sobre las versiones 8 y 9 de Solaris tendrán compatibilidad con la nueva versión 10.

Por su parte, desde Hitachi siguen apostando por los servidores blade y ha lanzado una versión optimizada del BladeSymphony 1000 que puso en el mercado el pasado mes de noviembre. El nuevo BladeSymphony 320, a diferencia de su antecesor, sólo dispone de procesadores Xeon de doble núcleo o quad-core de Intel, no los Itanium como en el modelo 1000.

El modelo 320 está pensado para pequeños y medianos negocios que, en muchos casos, no tienen un gran centro de datos pero aún disponen de suficientes servidores en rack que necesitan actualizarse hacia servidores blade más compactos para su consolidación, para guardar la sesión y para optimizar el uso de energía.