La información ha sido desvelada coincidiendo con un evento de tecnología que está teniendo lugar en Tokio. Aunque los destalles desvelados son muy escasos, la compañía se centro en motrar las capacidades de visualización 3D que ofrece el sistema, así como la captura que realiza de las mismas.

La pantalla del equipo montado, de formato todo integrado, cuenta con la capacidad de visualización en 3D, aunque dicha tecnología debe ser acompañada de las correspondientes gafas pasivas con capacidad de percepción de profundidad. Éstas no requieren de alimentación mediante pilas, ni de tecnología adicional como sucede con otros sistemas 3D más complejos. En una de las demostraciones que están llevando a cabo con el equipo, se mostraron secuencias de vídeo de deporte con imágenes en 3D. En lo que respecta a la captura y tratamiento en 3D, el all-in-one dispone de dos sensores de cámara que se encargan de capturar la señal con diferentes tiempos de retardo, con el fin de dotar a la imagen de la profundidad necesaria para desplegar el efecto tridimensional. Según destaca Fujitsu, fabricante del equipo, la idea es que los usuarios puedan finalmente crear su perfil y desplegarlo en aplicaciones de mensajería con imágen en 3D.

Aunque resulte novedoso, no es el primer fabricante que anuncia este tipo de dispositivos. Recientemente destacamos que Nec Computers trabaja en un equipo similar, también de los denominados all-in-one, aunque en esta ocasión las gafas eran polarizadas, con lo que su coste por unidad viene a oscilar entre los 150 y los 200 euros. Durante el anuncio, el fabricante también mostró algún que otro prototipo de portátil con dicha funcionalidad. Los productos comentados iniciarían su comercialización en el mercado Japonés, lo que difícilmente podría hacer prever que su comercialización a nivel mundial se produzca a lo largo de este año.