El nuevo router FRITZ!Box 6820 de AVM ha sido concebido para ofrecer la mejor conectividad posible dentro y fuera del hogar, dado que también soporta conexiones LTE 4G para aquellos instantes en los que el usuario sale de viaje o la conexión de banda ancha no funciona. De esta manera, es posible desplegar toda una red inalámbrica para los dispositivos utilizando una conectividad basada en SIM o 4G, aprovechando su compatibilidad con todas las redes móviles españolas y europeas, además de roaming. En el caso de que se encuentre conectado a la conexión de banda ancha de casa u oficina, el Box 6820 despliega Wifi N de doble banda en las bandas de frecuencias de 5 GHz y 2,4 GHz, con velocidades en ésta última de hasta 450 Mbps.

El primer aspecto que destaca del Box 6820 es su tamaño, mucho más compacto que el resto de modelos de la familia AVM. Esto no le impide que pueda contar con un puerto Gigabit Ethernet en su parte posterior, y la de la SIM en la base. Su instalación resulta de lo más sencillo, con botonera WPS y WLAN para añadir de forma segura la conexión de nuevos dispositivos o usuarios con la correspondiente encriptación.

El sistema operativo FritzOS en su versión 6.40 facilita su puesta en marcha, ajuste y gestión de parámetros. De cara a su uso en entornos de negocio, también es posible desplegar de manera sencilla una red privada virtual VPN con el fin de conectarse de manera segura a una oficina remota o puesto de trabajo de una red. Soporta también el protocolo IPv6 y los servicios asociados para mejorar las comunicaciones con las aplicaciones que lo soportan.

En definitiva, una gran apuesta por un dispositivo pensado para facilitar las cosas al trabajador móvil que habitualmente se desplaza con diversos dispositivos. Su gran faceta, sin duda, es el poder desplegar de manera inmediata una pequeña red de conectividad Wifi a la que podremos conectar todos y cada uno de nuestros dispositivos, tal y como lo hacemos habitualmente en el hogar, sin tener que configurar ajustes de nuevo. Al llegar al destino, nos bastará la conectividad fija de banda ancha del lugar, o bien, utilizar nuestra propia conexión 4G ofrecida por la SIM del operador. Su precio recomendado es de 199 euros.