Fujitsu Technology Solutions comenzó a operar el pasado 1 de abril y dentro del Grupo Fujitsu, propietario del cien por cien de las acciones de la firma. Desde el primer paso en la integración, a la nueva compañía le corresponde la labor de desarrollar de modo global, especialmente en Europa, el trabajo llevado a cabo en Japón por la matriz del grupo. Así, “somos el catalizador de la estrategia de crecimiento global del grupo, que ve en los servidores estándar Primergy y en sus soluciones de almacenamiento, los principales valores de crecimiento dentro de la estrategia Dynamic Infraestructure”, destacó Mauricio Lapastora. Y es que, según palabras del directivo “a día de hoy el 56 por ciento de la facturación del grupo proviene de Fujitsu Technology Solutions”.

Los tres pilares en los que se va a basar la estrategia de la nueva compañía son “nuestro foco en el cliente, al facilitar el cambio cultural real al que se dirige el mercado y que se centra en conocer de qué manera la tecnología puede ayudar a mejorar la gestión de una compañía; nuestra posición global; y, por último, nuestro liderazgo en terreno de la innovación en tecnologías sostenibles”.  Y, como eje, encuentra Dynamic Infraestructure, “un concepto que promueve a las tecnologías como el motor de cambio, contribuyendo al ahorro de costes, aumentando la rapidez, la calidad de respuesta y aportando una total confianza en los clientes, ya que ofrece desde los productos y servicios básicos hasta el suministro de infraestructuras”.  

Objetivos para España

En cuanto a los objetivos para España, “nuestra intención es consolidar nuestra presencia en grandes cuentas y administración pública; aumentar nuestra cuota de mercado en servidores Primergy hasta el 10 por ciento al fin de nuestro año fiscal 2009, y completar la capacidades de prestaciones de servicios y soluciones”, afirmó Mauricio Lapastora, que continuó destacando que “esperamos que el segmento de la Administración Pública y grandes cuentas suponga más del 50 por ciento de nuestra facturación, mientras que al sector de las PYMES tendrá un peso de cerca del 35 por ciento y el mercado de consumo un 15 por ciento aproximadamente”.

En definitiva, Mauricio Lapastora señaló que “estamos en condiciones de jugar un papel relevante, ya que somos capaces de adaptarnos a cada uno de los mercados y somos capaz de ofrecer una aproximación más ágil”.