“Las empresas están cada día más preocupadas por lo que pagan por lo que imprimen porque saben que pueden ahorrar y optimizar en lo que a la agilidad de la gestión de la impresión se refiere”. Con estas palabras Thierry Bagnaschino, director de la unidad de negocio de impresoras y proyectores de Epson Europa, apunta las necesidades que toda empresa tiene hoy en día y a las que esperan dar solución con sus nuevas propuestas. 

Entre las diferentes propuestas que la compañía ha desvelado durante su encuentro anual, Epson Business Printing Strategy, con la prensa europea en la ciudad portuguesa de Lisboa, destacan dos modelos de impresión de tinta en color. Así, los modelos B-300 y B-500 DN son los dos primeros modelos con los que la compañía pretende proporcionar a las empresas alta calidad de impresión en color pero “con el mismo coste y velocidad que los equipos monocromo”, sostiene Jordi Castillo, director de marketing de producto en Epson. Ambas impresoras alcanzan velocidades de impresión de hasta 37 páginas por minuto (ppm) en calidad de borrador y 33 ppm con calidad similar al láser. Asimismo, los dos equipos cuentan con dos bandejas de papel, lo que permite tener una carga de papel de 650 hojas y están equipados con tanques de tinta con autonomía de sus cartuchos de color de 7.000 páginas y de hasta 8.000 para monocromo. 

No obstante, una de las claves de estas dos nuevas propuestas es la incorporación de la tecnología Micro Piezo, que optimiza el rendimiento de los equipos, así como con una tecnología que previene contra la doble alimentación del papel, lo que reduce los atascos de papel y asegura su funcionalidad continua. Junto a esto, tanto la B-300 como la B-500 DN permiten un volumen de impresión de un máximo de 20.000 páginas al mes. 

“Con estas impresoras, los usuarios pueden beneficiarse de las mejoras en la calidad de impresión en color a velocidades más rápidas que las de otros rivales en el mercado y con uno de los costes totales de propiedad más bajos”, concluye Jordi Castillo.