Aunque los responsables de la patronal confían en que en este último trimestre se produzca un repunte en determinadas áreas que mitiguen este dato, lo cierto es que Asimelec está convencida de que este 2009 se cerrará con un balance negativo en el sector TIC, pese a que en ocasiones anteriores las perspectivas parecían más positivas.

Por sectores, los más relacionados con el consumo son los más castigados. Algunas de estas áreas obtienen resultados negativos de dos cifras que, en algunos casos, superan el 20 por ciento de pérdida con respecto a los datos cosechados en 2008. En el extremo opuesto se sitúan todos aquellos negocios relacionados con consultoría y desarrollo informático.

En cuanto al empleo, Martín Pérez, presidente de Asimelec, reconocía que no es sólo que el sector ya no genere empleo, sino que lo está destruyendo.

Por eso, la patronal vuelve a reiterar el papel del sector tecnológico como motor del cambio de modelo productivo en nuestro país. “El sector genera ya el 7,1 por ciento del PIB español de manera directa, pero está detrás del 23 por ciento de manera indirecta. Damos empleo directo, y cualificado, a más de 400.000 personas y más de 1,5 millones de manera indirecta”.