La brusca disminución arrastró al mercado internacional de semiconductores mundial con unos beneficios de 19.700 millones de dólares en marzo a los 19.600 millones en abril, según un estudio realizado por la Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA).

En el descenso de las cifras han intervenido tanto AMD como Intel, quienes decidieron bajar los precios de sus productos.

Sin embargo, el mercado, a pesar de la bajada, ha aumentado en más de un 8 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año. Y mensualmente, las ventas de PC subieron dos puntos porcentuales, para situarse en un crecimiento del 15 por ciento comparado con el mes de abril de 2005.

Los sectores donde más se ha notado el crecimiento en la venta de estos procesadores han sido aquellos relacionados con los reproductores de música (un 25 por ciento) así como en dispositivos de mano con capacidades inalámbricas.