“Aunque se ha producido una cierta desaceleración del crecimiento, que ha pasado del 9 y el 10 por ciento de los últimos años a un 6, el sector sigue mostrando un notable aunque desigual empuje. La electrónica de consumo y las Tecnologías de la Información están siendo las principales impulsoras de un mercado, en cuyo comportamiento seguimos confiando”, destaca Banegas.

Así, el hipersector alcanzó los 101.353 millones de euros. Eso sí, no todos los sectores han evolucionado igual y el crecimiento de estos ha variado entre el -2 por ciento registrado por los componentes electrónicos, al 11 por ciento de la electrónica de consumo.

Dentro del hipersector, el mayor peso recae en los servicios de telecomunicación, que representan el 44 por ciento del total del mercado, seguido por las tecnologías de la información, que en 2007 conformaron el 17 por ciento. Cabe destacar que el incremento de éstas fue de un 9 por ciento “sustentado principalmente por el comportamiento del software y los servicios informáticos”.

En lo que respecta a la electrónica de consumo, éste ha registrado un importante crecimiento “gracias a la venta de televisores de pantalla plana con decodificador integrado, entre otros”, destaca Banegas.

Cabe señalar que el empleo directo del sector creció ligeramente. Así, el año pasado 224.910 personas trabajaban en el sector, un 3 por ciento más que en 2006.

Por último, Banegas destacó que la inversión en I+D+i ha aumentado considerablemente. "Concretamente, en I+D se invirtió 2.077 millones de euros, un 17 por ciento más que en 2006, mientras que el gasto en innovación creció un 17 por ciento, llegando a los 8.469 millones de euros".